jueves, 24 de enero de 2013

PARECE QUE FUE AYER ( 17 )



De nuevo con ustedes; preparando el siguiente senderismo.

En ésta ocasión saldremos en varios vehículos, formamos un grupo de 20 compañeros, tres camionetas y un jeep_; tal pareciera que es una expedición de varios meses, y pensar que sólo serán cuatro días, ya se imaginarán el nerviosismo propio que antecede al momento de la salida, revisando el equipaje, comida, casas de campaña, camas de campo,,,menores de edad, que no se nos quede ninguno,,,jajaja.

Iniciamos el viaje, el jeep adelante, al bajar al camino de terracería, empezamos a saltar por lo disparejo del terreno, pero no importa, estamos rodeados del bosque,  las grandes cañadas, y a lo lejos si el follaje lo permite, las grandes quebradas, algunas de las cuales,  tendremos el privilegio de recorrer, siguiendo el sendero.

No esta por demás decir que la alegría se trasluce en todos los rostros, sobre todo en los mas chicos, que si para nosotros es una aventura, para ellos compartir con sus padres,es algo extraordinario; así las cosas, respiramos de aquel aire totalmente puro y llenamos nuestros pulmones..... que bella es la vida dentro de la Naturaleza....

Llegamos al lugar donde instalaremos el campamento base, después de 3 o 4 horas de viaje, nos aplicamos a descargar los vehículos y armar las tiendas de campaña, debo decir que estamos muy bien organizados, unos descargando, otros armando casas de campaña, poniendo el fuego, etc.

Cómo ya es en la tarde y no hemos comido, nos ponemos a preparar los alimentos necesarios, y a la vez proyectar la forma en que tomaremos el sendero, en ésta ocasión no tenemos guías, ni bestias de carga, por eso, tenemos un campamento base.......

Después de estudiar el panorama, recurrimos a los datos recabados de personas del lugar,,sobre la mejor ruta a seguir. A saber iremos bordeando por el lado de la derecha que presenta menos peligro, dado que el sendero es mas amplio que el de la izquierda....ésta tarde descansaremos, ya casi anochece, mañana a primera hora saldremos; bien después de cenar y algo de plática, nos metemos a las casas de campaña, dispuestos a dormir, no sin antes atizar bien las hogueras, por aquello de que se acerque algún animal, durante el sueño...

Emprendemos el viaje, al frente los compañeros que tienen sentido de orientación en éstos lugares, no todos disponemos de ésa facultad; en seguida los mas aptos para caminar, en medio los pequeños y atrás los padres que llevan a sus hijos, en ésa forma seguimos, atrás queda el campamento vacío, esperando nuestro regreso; nuestra caminata está programada de 10  horas aproximadamente, ya que iremos de exploración buscando asentamientos prehistóricos, a la vez que disfrutaremos de ésta maravilla que es la Naturaleza.

Lo primero que encontramos es un campo abierto de varios kilómetros, al recorrerlo nos detenemos aquí y allá, revisando los diferentes materiales depositados en el suelo, los jóvenes correteando de un lugar a otro,  se les permite, ya que pasado éste terreno bajaremos una pronunciada cuesta, hasta llegar al río, que corre serpenteando en lo profundo; entre los materiales encontrados podemos distinguir obsidiana de diferentes tonalidades, sílex, pedernal, calcedonia,,etc., las probalidades son magníficas, tal  ves mañana, busquemos aquí sin ir mas lejos, sólo que encontremos alguna cueva con mas oportunidades.

Al seguir llegamos a la orilla de la quebrada, en el camino vimos a lo lejos una manada de venados cola blanca, muy lejos para poder apreciarlos, pero valió la pena; también tuvimos un mal encuentro con una víbora de cascabel muy grande, que tuvimos que matar, por el peligro que suponía para nosotros, por encontrarse en el camino de bajada.

La bajada fue agotadora, cuando la pendiente es muy pronunciada, el esfuerzo es para detenerse, y las rodillas son las que mas recienten, así como la planta de los pies. Al llegar abajo en todos se podía apreciar el esfuerzo,,los jóvenes? frescos como una lechuga,,jajaja, juventud divino tesoro .

El río era muy ancho y su agua corría en varios puntos sin freno dado lo pronunciado del terreno; en sus orillas escarpadas no se veía subida alguna, comprendimos que el único acceso era por donde habíamos bajado, abría que señalarlo para no pasar a un lado y no verlo, al regreso; todos decidimos refrescarnos y nos metimos en algunos remansos, a disfrutar de la deliciosa agua.

ya descansados y a eso de las 3 de la tarde, emprendimos el regreso al campamento....
en la agotadora subida, que tendríamos que hacerlo en 5 horas, que fue el tiempo de la bajada, descubrimos en uno de los recodos del camino, una cueva como a unos 50 metros de donde íbamos subiendo, tenía una subida mas o menos segura, pero había que escalar unos metros, en la bajada no la vimos por encontrarse entre el follaje, que de subida si se podía apreciar, tendríamos que apurarnos, por el tiempo que nos quedaba, llegaríamos ya de noche al campamento.    

Subimos algunos, no todos; y nos encontramos en un bello lugar por la posición, que permitía ver todo el panorama, el río entre las grandes paredes, pero aquí y allá se encontraban varias patillas que sobre el sendero, no se podían apreciar, y se veían varias posibilidades para subir, pero eso sí muy peligrosas, había lugares solo para escalar, desechamos la idea, por lo recortado del tiempo; dentro de la cueva se encontraba bastante tierra suelta, la cual procedimos a quitar, empezando de adentro hacia afuera, y surgió lo esperado, la  primer punta de flecha, negra reluciente. como de 6 cm, de largo, de obsidiana, inmediatamente todos nos entusiasmamos, y de una u otra forma, todos obtuvimos trofeos, puntas de diferentes tamaños, formas y materiales, se encontró entre ellas una color café, y otra roja, como mas llamativas por su color, las demás no desmerecían por su exquisito tallado; con el tiempo recortado tuvimos que suspender la búsqueda, prometiéndonos regresar tal vez al día siguiente.

Bajamos en rappel, por lo rápido, al llegar al sendero los demás nos rodearon para apreciar los hallazgos;
emprendimos de nuevo la subida con mas ánimos, nos olvidamos que no ingerimos alimento alguno durante el recorrido, si acaso algunos sorbos de agua, ya sin contratiempos llegamos al desolado campamento; una breve revisión nos indico que no habíamos tenido intrusos; atizamos las hogueras y procedimos a preparar comida y cena juntos, no importaba,. había valido la pena.

Al día siguiente, regresamos, pero ya no fue posible bajar a la cueva, pues de ser así., solo algunos cuantos podríamos haber obtenido hallazgos, por lo cual se optó por explorar la planicie, todo indicaba que podríamos encontrar, algunas piezas, sin escarbar; en éstos lugares en tiempos prehistóricos la vegetación probablemente era mas tropical, pero con los cambios climáticos a lo largo de las diferentes épocas, cambió convirtiéndose en lugares de escasa vegetación, o cuando la había, se componía de grandes pinos, convirtiendo aquello en bosques; efectivamente se encontraron varias piezas, entre ellas hachas de piedra, de uno o dos filos, debo decir que las hachas de un solo filo, están inspiradas en falos,,llamadas así de forma fálica, de varios tamaños,,también algunos malacates o hiladores, consistentes en una forma redondeada de piedra o barro cocido, con un hoyo en medio, perfectamente hecho, no me pregunten como lo hacía, no sabría responderles,,,,

Por último ya agotados y cerca de oscurecer, regresamos al campamento, para nuestra última noche, en aquellos maravillosos lugares........a dormir y descansar, para emprender el regreso a donde se encontraban los vehículos....


12 comentarios:

  1. Es impresionante
    Los hallazgos son de valorarse,
    pero el camino...

    Besos PARECE QUE FUE AYER

    ResponderEliminar
  2. Gracias Ame, son hechos reales, y en ésa época, maravillosos,,,besos.

    ResponderEliminar
  3. Gracias amigo por esta aventura en la que nos has llevado de la mano, sin duda maravillosa, la he disfrutado. Besosss

    ResponderEliminar
  4. Gracias a ti amiga, por seguirme, por el sendero de mi vida,,,besos.

    ResponderEliminar
  5. Olá amigo, interessantíssimo todo esse trajecto na busca de origens pré-históricas. Desejo-vos um bom trabalho por esses lugares magníficos. Que Deus vos acompanhe. Beijos Ailime

    ResponderEliminar
  6. gracias Ailime, por tu comentario y visita, besitos para ti también,,,

    ResponderEliminar
  7. Amigo, mi blog se eliminó sin querer, pero estás invitado al nuevo y a mi Cumpleaños también.
    Cariños.
    mar

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. gracias mar, la amistad continúa, feliz cumpleaños,,,besos.

      Eliminar
  8. Olá amigo,

    Passando pra dizer que estou de volta depois de um tempinho ausente do blogs e da net.
    Ja tem atualização!
    Grande abraço!
    Clique Refletindo com a Smareis

    ResponderEliminar
  9. gracias Smareis por estar aquí y comentar,,,besos.

    ResponderEliminar
  10. Maravillosa experiencia, el tener el privilegio y la fuerza motora para está fascinante aventura, de cara con la naturaleza, es gratificante. Gracias amigo por compartirla con nosotros.

    Abrazos & Besos a tu corazón.

    Desde mi bahía
    Iris


    ResponderEliminar
  11. Iris,,celebro que éste relato haya sido de tu agrado, gracias por tu comentario,,besos.

    ResponderEliminar